Nuestras Alcaparras

La planta de alcaparra es un arbusto perenne originario de la cuenca del Mediterráneo. La alcaparra propiamente dicha es el pimpollo o botón floral que debe ser cosechado manualmente durante la estación de crecimiento. Una vez cosechadas, las alcaparras deben ser procesadas pasando primero por un sistema de zarandas, determinando así los calibres que luego se comercializan, para posteriormente ser encurtidas en salmuera. Tras un periodo de fermentación están listas para ser envasadas y consumidas.

 


El alcaparrón, fruto de la planta, se forma luego de la floración, siendo necesario el mismo proceso que requiere la alcaparra para poder ser consumido.